tarta de manzana

Recetas de otoño: Tarta de manzana

La verdad es que no soy una persona a la que le motive el verano en exceso. Esto es porque hace excesivo calor para los fogones y todo da una pereza increible. Por suerte, el otoño llegó y con el las ganas de ponerse un delantal y ser creativos en los fogones con una buena tarta de manzana.

Con tal motivo, hoy os presento la tarta de manzana. Dicho así parece un postre muy simple de hacer, pero esta receta es especial, porque es una receta que me trae recuerdos de infancia. Siempre solíamos hacerla cuando venía esta temporada, con las primeras manzanas.

Es cierto que manzanas precisamente podemos encontrar muchos meses. Ya sea otoño o no. Pero realmente es ahora cuando más buenas están. Es decir, su nivel de maduración es óptimo durante esta época del año. Además, son un recurso muy solicitado en repostería: manzanas asadas, tartas de manzana, snacks de manzana…

Querría añadir que esta receta combina diferentes texturas y sabores. Ya que, el sabor de manzana combinado con el helado de queso y la crema dulce hace de este postre una receta muy interesante y muy sabrosa.

Ingredientes para la Tarta de Manzana

1-2 / 3 tazas de azúcar
2 huevos grandes
1/2 taza de compota de manzana sin azúcar
2 cucharadas de aceite
un par de cucharaditas de extracto de vainilla
2 tazas de harina
un par de cucharaditas de bicarbonato de sodio
2 cucharaditas de canela molida
3/4 cucharadita de sal
6 tazas de manzanas picadas y peladas
1/2 taza de nueces picadas
CREMA:
4 onzas de queso crema
2 cucharadas de mantequilla
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 taza de azúcar

Elaboración

Primero, precalienta el horno a 350º.
El segundo paso es coger un un bol grande, batir el azúcar, los huevos, la compota de manzana, el aceite y la vainilla hasta que estén bien mezclados. En otro recipiente, batir la harina, el bicarbonato, la canela y la sal; poco a poco añadir en la mezcla el azúcar. A continaución, corta las manzanas y añádelas junto con las nueces.
Echa todo lo del recipiente en el bol grande. La masa ya está lista! Ahora hay que hornear entre 35-40 minutos o hasta que la parte superior esté dorada. Un truco es meter un palillo en centro y que al sacarlo salga limpio.
Una vez tenemos el bizcocho solo tenemos que dejarlo enfriar.

Por otra parte, en un tazón pequeño, batimos la crema de queso, la mantequilla y la vainilla hasta que sean una crema suaves y uniforme. Golpea poco a poco el azúcar de confitería. El último paso será extender la crema sobre la torta ya fría.

Y tendremos lista nuestra tarta de manzana con crema suave de queso!

¿Conocíais esta receta? ¿Que variaciones tenéis en cuenta?
No dudéis en comentarlas