pastel de calabaza

Recetas de otoño: Pastel de calabaza

Continuamos con las recetas de otoño. En esta ocasión os traigo un pastel de calabaza.

La calabaza es una de las verduras más versátiles en la cocina, puedes hacer de todo con ella. Puedes hacer ricas cremas, postres , guarniciones.  Está buena salada y dulce, por lo que podemos disfrutar de la calabaza en cualquier ocasión. Además es una de las verduras de otoño más saludables que podemos encontrar.

El dulce que traigo hoy, como he dicho antes es un pastel de calabaza, es ideal para cuando tenemos visitas en esas tardes lluviosas de otoño junto con café o té.  Se mantiene en la nevera sin problemas.

Ingredientes del pastel de calabaza

3/4 taza de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1/4 cucharadita de sal
3 huevos
1 taza de azúcar granulada
3/4 taza de calabaza
Media taza de crema batida
1/2 onza de queso crema
1/2 taza de azúcar en polvo
Opcional: echar una pizca de canela, nuez moscada, jengibre…

Crema de chocolate:
1/2 taza de crema batida
1 taza de trozos de chocolate negro
Especias de pastel de calabaza: canela, nuez moscada o jengibre.

Elaboración

En primer lugar, precalentamos el horno a 195º . Después cogemos cogemos el molde de la tarta y le ponemos un poco de aceite, para que la masa no se queda pegada y añadimos papel encerado, así será más fácil de desenmoldar.

Para la masa de la tarta, cogeremos un bol, mezclamos la harina, echamos un pellico de vainilla y jengibre y la sal y lo dejamos de lado momentáneamente. En un segundo recipiente, batimos los huevos y el azúcar, hasta que veamos que espesa, será aproximadamente 5 minutos. Agregamos entonces, la calabaza y añadimos la mezcla del primer bol. Los batiremos hasta que se mezclen completamente creando una masa uniforme.

Una vez tengamos la masa, la extendemos en el molde y la horneamos durante 16 – 18 minutos. El tiempo depende de cada horno, podemos comprobar que el bizcocho está listo si metemos un palillo y sale limpio. Una vez tengamos cocinado el bizcocho lo dejaremos reposar y enfriar

Segundo paso: El relleno de la tarta.
Mezclamos la crema de queso con la crema batida, añadimos el azúcar en polvo y después de remover añadimos un poco más de crema batida.
Cogemos el bizcocho frío y lo abrimos por la mitad, extenderemos entonces la crema y lo metemos todo a la nevera

Tercer paso: Cobertura de chocolate

Ponemos la crema batida en una cacerola y añadimos el chocolate negro. Cuando sea una crema añadimos las especias de calabaza para darle un toque sutil. Lo extendemos sobre el bizcocho y lo dejamos enfriar 30 minutos.

Y tendremos nuestra tarta de calabaza

Snacks energéticos de chocolate

Snacks energéticos de chocolate

Snacks energéticos de chocolate

No creo que exista un blog de recetas en que no aparezca el chocolate. Puede hacerse cualquier postre con él. Para disfrutarlo no es necesario ni siquiera cocinarlo. Podemos comerlo en tableta con sus cientos de variedades, con leche, blanco, negro, con avellanas y un larguísimo etc. Además de esto, el chocolate tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud: es antioxidante, activa el cerebro y da energía.

Y eso es precisamente lo que vamos a aprovechar de el chocolate hoy. Su aporte energético.

¿No os pasa que según avanza el día tenemos menos energía? Pues el post de hoy es una receta para hacer nuestros propios snacks para comer entre horas y sin remordimiento. Son unas bolitas de chocolate nutritivas (y equilibradas, para los que cuentan calorías) que nos ayudarán a llegar al final del día con energía y optimismo.

Ingredientes para los Snacks energéticos de chocolate

2 tazas de avellanas secas tostadas
1 taza de dátiles frescos y deshuesados
3 cucharadas de cacao en polvo
1 cucharadita de extracto de vainilla
1-2 cucharaditas de agua
1 pizca de sal

Elaboración

En primer lugar, coloca las avellanas en un picador a alta velocidad hasta que las avellanas estén picaditas. Esto te costará al menos un minuto aproximadamente, aunque depende de la potencia que utilices.

Cuando tengas las avellanas, añade los dáties, el cacao en polvo, el extracto de vainilla y la sal y vuelve a pasarlo por el picador. Al menos te costará uno o dos minutos más, cuando compruebes que las dátiles se han convertido en trocitos pequeños tendrás las mezcla preparada.

A continuación comprueba la consistencia de la masa. Es posible que que dependiendo de la frescura de los dátiles necesites añadir más o menos agua. Esto lo puedes comprobar por ti mismo. Si te resulta fácil hacer bolitas con la masa no añadas más agua.

Ahora viene la parte divertida! Cogemos la masa y hacemos bolitas!

Y ya está tenemos nuestro snack energético para aguantar todo el día, además es nutritivo, sano y hecho por nosotros!

¿Qué más se puede pedir?

tarta de manzana

Recetas de otoño: Tarta de manzana

La verdad es que no soy una persona a la que le motive el verano en exceso. Esto es porque hace excesivo calor para los fogones y todo da una pereza increible. Por suerte, el otoño llegó y con el las ganas de ponerse un delantal y ser creativos en los fogones con una buena tarta de manzana.

Con tal motivo, hoy os presento la tarta de manzana. Dicho así parece un postre muy simple de hacer, pero esta receta es especial, porque es una receta que me trae recuerdos de infancia. Siempre solíamos hacerla cuando venía esta temporada, con las primeras manzanas.

Es cierto que manzanas precisamente podemos encontrar muchos meses. Ya sea otoño o no. Pero realmente es ahora cuando más buenas están. Es decir, su nivel de maduración es óptimo durante esta época del año. Además, son un recurso muy solicitado en repostería: manzanas asadas, tartas de manzana, snacks de manzana…

Querría añadir que esta receta combina diferentes texturas y sabores. Ya que, el sabor de manzana combinado con el helado de queso y la crema dulce hace de este postre una receta muy interesante y muy sabrosa.

Ingredientes para la Tarta de Manzana

1-2 / 3 tazas de azúcar
2 huevos grandes
1/2 taza de compota de manzana sin azúcar
2 cucharadas de aceite
un par de cucharaditas de extracto de vainilla
2 tazas de harina
un par de cucharaditas de bicarbonato de sodio
2 cucharaditas de canela molida
3/4 cucharadita de sal
6 tazas de manzanas picadas y peladas
1/2 taza de nueces picadas
CREMA:
4 onzas de queso crema
2 cucharadas de mantequilla
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 taza de azúcar

Elaboración

Primero, precalienta el horno a 350º.
El segundo paso es coger un un bol grande, batir el azúcar, los huevos, la compota de manzana, el aceite y la vainilla hasta que estén bien mezclados. En otro recipiente, batir la harina, el bicarbonato, la canela y la sal; poco a poco añadir en la mezcla el azúcar. A continaución, corta las manzanas y añádelas junto con las nueces.
Echa todo lo del recipiente en el bol grande. La masa ya está lista! Ahora hay que hornear entre 35-40 minutos o hasta que la parte superior esté dorada. Un truco es meter un palillo en centro y que al sacarlo salga limpio.
Una vez tenemos el bizcocho solo tenemos que dejarlo enfriar.

Por otra parte, en un tazón pequeño, batimos la crema de queso, la mantequilla y la vainilla hasta que sean una crema suaves y uniforme. Golpea poco a poco el azúcar de confitería. El último paso será extender la crema sobre la torta ya fría.

Y tendremos lista nuestra tarta de manzana con crema suave de queso!

¿Conocíais esta receta? ¿Que variaciones tenéis en cuenta?
No dudéis en comentarlas