Turrón de almendras

Recetas de Navidad: Turrón de almendras casero

Apenas faltan 3 días para Nochebuena, una gran ocasión para reunirse con la familia. Ese días nos esmeramos más por que todo salga correctamente. La cena debe ser exquisita y es que ya lo dice el dicho “”una vez al año, no hace daño””. En cambio a la hora de sacar los turrones y los duclces… Sorpresa! Tenemos los que nos lleguen en la caja de Navidad (si tenemos) o bien del súper más cercano. Esto puede cambiar gracias a este post en el que aprenderás a hacer turrón de almendras casero.

Utilizaremos miel, que además de tener unas propiedades magníficas, es muy útil para estos casos. Así evitamos hornear.

Ingredientes del turrón de almendras casero

  • Miel, con aproximadamente 100 o 150 gramos tendremos bastante
  • 50 gramos de azucar
  • una clara de huevo
  • ralladua de limón
  • un poco de canela
  • Almendras molidas

Elaboración

El primer paso será poner la miel en un cazo y derretirla. Añadiremos entonces el azucar e iremos removiendo, hasta que todo esté derretido.

En segundo lugar batiremos la clara de huevo. Junto con la clara batida tenemos que adjuntar la miel (con el azúcar). Después de darle un par de vueltas lo ponemos otra vez en el fuego y seguimos removendo. Entonces verás que la mezcla tiene un color como tostadito. Es muy importante no dejar de removier o se nos quemaría todo.

En este punto que vemos que está como tostadito añadimos un poco de ralladura de limón que es simplemente para darle un toque cítrico a la receta. No hace falta echar mucho. También adjuntamos la canela.

Finalmente añadimos la almendra y removemos todo para que quede todo bien mezclado.

Ahora cogemos el molde. Podemos coger uno de forma rectangular que para eso es un turrón! Aunque puede ser un molde redondo. Las leyes del turrón son muy abiertas!

Importante añadirle al molde papel de horno para poder quitarlo luego con facilidad. Puedes añadir neula también. Añadimos la neula poniendo atención de que no queden huecos para el aire. Así que vamos presionando un poco. Finalmente se deja reposar a temperatura ambiente. No es necesario calentar ni nada. Los ingredientes como la miel hace que la masa cuaje rápido y sin necesidad de más técnica culinaria.

Published by